Con el fin de mejorar los servicios y la calidad de sus instalaciones, ambos hoteles han efectuado importantes remodelaciones.
El Hotel Bernat II ha transformado por completo las zonas nobles, destacando su nuevo restaurante. Las habitaciones siguen modernizándose.
El Hotel Sant Jordi crea un nuevo espacio de piscina y bar y añade a su oferta unas fantásticas habitaciones de lujo.